La base de el apego esta en el cabeza enamorando

Enamorarse toma exactamente 0,5 segundos. Ese seri­a el lapso en que el cabeza responde liberando compuestos quimicos cuando se encuentra “a la sujeto amada”.

El analisis encontro que se activan 12 areas en el cabeza cuando nos enamoramos.

Esa es la conclusion de un analisis llevado a cabo en EEUU que encontro que el amor -mas que en el corazon- es un proceso cerebral.

Segun la profesora Stephanie Ortigue, sobre la Universidad sobre Syracuse, en Nueva York, enamorarse puede provocar la misma replica euforica que provocan las drogas ilicitas en el cabeza.

E igualmente activa varias porciones cerebrales, incluidas las vinculadas con funciones cognitivas sofisticadas, dice el analisis publicado en Journal of Sexual Medicine (Revista de Medicina Sexual).

La investigadora y no ha transpirado su aparato analizaron diversos estudios llevados a cabo en el pasado acerca de la solucii?n de el cabeza al concepto del amor. Descubrieron que cuando un individuo se enamora, se activan 12 areas cerebrales Con El Fin De eximir compuestos quimicos igual que dopamina, oxitocina y no ha transpirado adrenalina.

Mapa cerebral

Igual como explico la doctora Ortigue a la BBC “creamos un ‘mapa cerebral del apego’ con toda la noticia que se ha estado recogiendo en los ultimos 10 anos de vida en el pensamiento de el amor y las zonas cerebrales que se activan cuando la alma esta enamorada”.

“Con las objetivos sobre todos los estudios que se han hecho establecimos este ‘mapa cerebral’, el primeramente que se ha hecho, asi­ como En seguida conocemos que el apego involucra 12 areas en el cerebro humano”.

Los cientificos querian responder a la pregunta “?nos enamoramos con el corazon o con el cerebro?”.

Segun la investigadora, la replica seri­a compleja porque el valor de el amor involucra procesos que van desde el cerebro hasta el corazon (como las latidos mas rapidos que en ocasiones relacionamos igual que sintoma de el apego) y viceversa.

“Estabamos tratando de replicar que surge primero” dice la investigadora.

“?Nos enamoramos por motivo de que sentimos ‘mariposas en el meet-an-inmate estomago’ o porque sentimos que el corazon late mas veloz sobre lo normal?”

“?O nos enamoramos porque el cerebro esta activando estas 12 zonas cerebrales y el objetivo auxiliar son esas mariposas en el estomago asi­ como las rapidos latidos de el corazon?”

Las cientificos creen que la activacion sobre ciertas zonas cerebrales podri?n producir un estimulo en el corazon asi­ como el sentimiento de mariposas en el estomago.

“hoy por hoy sabemos con el nuevo analisis que al completo surge en el cerebro. Y no estoy hablando sobre imaginacion, se alcahueteria sobre la activacion de el cerebro”.

Cuando el apego no funciona puede causar estres emocional.

Esta activacion involucra la liberacion de compuestos quimicos, igual que la dopamina, que producen euforia -un procedimiento similar al consumo de drogas- y sentimientos de satisfaccion desplazandolo hacia el pelo felicidad”.

“Pero ademas se activan areas cognitivas mas complejas, igual que las encargadas de la representacion mental asi­ como la autoimagen corporal. Asi que el apego seri­a un proceso mas complicado que la adiccion a las drogas”, dice la profesora Ortigue.

Desplazandolo hacia el pelo agrega que “estos resultados confirman que el apego posee una base cientifica”.

Sin embargo el estudio tiene implicaciones mas importantes que confirmar el lapso de enamoramiento.

Conforme las investigadores, dichos objetivos podrian tener un choque en el incremento de novedosas terapias sobre vitalidad mental porque cuando el apego no funciona, es la causa significativa sobre conductas negativas, estres emocional desplazandolo hacia el pelo tristeza.

“Al entender las partes de el cerebro que se estimulan con el amor, las especialistas podrian tener una mejor comprension sobre que pasa en el cerebro cuando un paciente padece por el amor y no ha transpirado quizas pueden utilizar novedosas terapias” dice la investigadora.

Las cientificos Asimismo encontraron que las diversas clases sobre apego, como el apego filial o el amor materno, activan distintas areas cerebrales que las activadas con el amor entusiasta.